No es de nosotros saber el tiempo de Dios, expresa líder adventista


20 de mayo, 2011 – Silver Spring, Maryland, Estados Unidos…Personal de ANN

Los libros bíblicos de Levíticos, San Mateo y Los Hechos de los Apóstoles advierten contra la predicción del futuro, pero eso no ha detenido a otro grupo cristiano de predecir el fin del mundo — esta vez el Rapto Secreto del pueblo de Dios el 21 de mayo, seguido por la total destrucción del mundo en octubre. Continue reading

Haiti: Survivors and hospital staff recall quake aftermath at special worship service


January 13, 2011 – Port-au-Prince, Haiti…Libna Stevens/IAD

While the rest of the country paid respect to the dead yesterday, the first anniversary of a powerful earthquake that killed more than 300,000, Seventh-day Adventists gathered in hundreds of churches to remember the slain and praise God for life and the blessings since that day. Continue reading

Interamerica: Un mensaje navideno de los administradores


Diciembre de 2010 Amados Compañeros Creyentes: “Feliz Navidad y un Venturoso Año Nuevo” es la expresión común escuchada en este tiempo del año. Se ha utilizado ya tantas veces y por tantas personas, aun por los no creyentes en la gracia salvadora de Cristo, que se ha convertido en algo tan vacío de significado como un “¿cómo está?” en labios de una persona no realmente interesada en cómo nos sentimos.

 

Continue reading

¿EXISTE EL INFIERNO?


Investigación y Redacción por Lic. Ramón Romero e hijos.

La mente humana se rebela frente al dogma de un infierno eterno. La idea de que los réprobos o impíos sufrirán los tormentos de un horno de fuego que arderá perpetuamente, por todos los siglos de la eternidad, para continuar quemándolos sin consumirlos, produciéndoles sufrimientos angustiosos sin esperanza alguna de terminación, es una enseñanza cruel que ha producido mucha angustia mental, y que ha producido a miles a declararse ateos.

Continue reading

Amor de jesus


Definimos el amor como aquel sentimiento de afecto, cariño, solidaridad que una persona siente hacia otra y que se manifiesta generalmente en desear su compañía, alegrarse con lo que se considera bueno para ella y sufrir con lo que se considera malo.

 Le decimos amor, a nuestra persona amada, decimos que se hace con amor, cuando se hace algo con esmero, con mucho cuidado, cuando deseamos hacer algo con mucho gusto, decimos que lo hacemos de mil amores, cuando somos generoso en hacer algo y lo hacemos de forma gratuita, decimos que lo hacemos por amor al arte, y cuando pedimos algo con humildad y caridad decimos por amor a Dios. Continue reading

La historia de amor mas grande


El día que mi María José nació, en verdad no sentí gran alegría porque la decepción que sentía parecía ser más grande que el gran acontecimiento que representa tener un hijo. Yo quería un varón. A los dos días de haber nacido, fui a buscar a mis dos mujeres, una lucía pálida y la otra radiante y dormilona. En pocos meses me dejé cautivar por la sonrisa de María José y por el negro de su mirada fija y penetrante, fue entonces cuando empecé a amarla con locura, su carita, su sonrisa y su mirada no se apartaban ni un instante de mi pensamiento todo se lo quería comprar, la miraba en cada niño o niña, hacía planes, todo sería para mi María José. Continue reading

La Tienda de Dios


Y a Dios se le ocurrió en este tiempo instalar una tienda en el principal centro comercial de la ciudad, en la cual, quien necesitara algo en la vida lo pudiera adquirir ahí, en una tienda elegante, con personal celestial atento a las necesidades de los clientes. En ese lugar la gente podría comprar todo lo que necesitaba, ser amado, felicidad, alegría, riqueza material y todo lo que el hombre pudiera imaginar.

Continue reading

¡¡¡DIOS ESTÁ HABLANDO CONTIGO!!!


¡¡¡DIOS ESTÁ HABLANDO CONTIGO!!!

mariposa.


Un hombre susurró: Dios, habla conmigo.

Y un ruiseñor comenzó a cantar…

Pero el hombre no oyó.

¡Entonces el hombre repitió:

Dios, habla conmigo!

Y el eco de un trueno, se oyó…

Mas el hombre fue incapaz de oír.

El hombre miró en derredor y dijo:

¡Dios, déjame verte!

Y una estrella brilló en el cielo…

Pero el hombre no la vio.

El hombre comenzó a gritar:

¡Dios, muéstrame un milagro!

Y un niño nació…

Mas el hombre no sintió el latir de la vida.

Entonces el hombre comenzó

a llorar y a desesperarse:

¡Dios, tócame y déjame saber

que estás aquí conmigo…!

Y una mariposa se posó

suavemente en su hombro…

El hombre espantó la mariposa con la mano y,

desilusionado, continuó su camino,

triste, sólo y con miedo.

¿¿¿Hasta cuándo mantendremos nuestros ojos y nuestros corazones cerrados para ver los milagros de la vida que se presentan diariamente y en todo momento en nuestras vidas???

DICEN QUE NO HAY MAYOR CIEGO QUE EL QUE NO QUIERE VER…

CONSEJOS SABIOS PARA TU VIDA


CONSEJOS SABIOS PARA TU VIDA

flor_01.

1) Nunca prives a nadie de Esperanza; puede ser lo único que posea.

2) No tomes decisiones cuando estés enfadado/a.

3) Cuida tu postura física.

4) Sé siempre prudente con tus palabras. Las palabras se las lleva el viento y las consecuencias te pueden salir muy caras.

Continue reading

Reflexiones Espirituales


Isaías 53

¿Quién ha creído a nuestro anuncio
    y sobre quién se ha manifestadoel brazo de Jehová?

   Subirá cual renuevo delante de él,
    como raíz de tierra seca.
    No hay hermosura en él, ni esplendor;
    lo veremos, mas sin atractivo algunopara que lo apreciemos.

Despreciado y desechadoentre los hombres,
    varón de dolores,experimentado en sufrimiento;
    y como que escondimos de él el rostro,
    fue menospreciado y no lo estimamos.

Continue reading

MEDITACIONES MATINALES


La victoria de Cristo

Posted: 2008-02-03 14:25:30 UTC-06:00

Pero gracias sean dadas a Dios, que nos da la victoria por medio de nuestro Señor Jesucristo. 1 Corintios 15:57.

“Pastor”, decía la carta, “no sé durante cuánto tiempo más conseguiré vencer en la lucha que enfrento desde hace varios años. No logro encontrar una señorita que me guste, porque me siento atraído por los jóvenes. ¿Qué hago?”

Evidentemente, por el tenor de la carta, este joven nunca había cedido a la tentación. Pero lo que lo inquietaba, al punto de causarle temor, era la pregunta: “¿Por cuánto tiempo más conseguiré vencer en la lucha?”

Vivimos en tiempos peligrosos, en los cuales se intenta justificar el pecado a viva voz, en todas sus formas.

Sin embargo, el versículo de hoy muestra la salida para cualquier problema de tendencias que el ser humano carga desde que nace. Unos de una manera, otros de otra. Y el grito del corazón humano es: “¿Hasta cuándo tendré que luchar contra mis tendencias?”

El apóstol Pablo, en los versículos anteriores al texto que escogimos para hoy, habla del fin de la lucha cuando finalmente “esto corruptible se haya vestido de incorrupción, y esto mortal se haya vestido de inmortalidad” (ver el vers. 53). El apóstol está describiendo la glorificación de nuestra naturaleza: la erradicación completa y definitiva de la presencia del pecado en la experiencia humana.

Pero, mientras ese día no llega, Pablo, por experiencia propia, presenta una promesa: “Gracias sean dadas a Dios, que nos da la victoria por medio de nuestro Señor Jesucristo”.

Nadie tiene derecho a ser derrotado por las tendencias, porque Cristo preparó un medio para alcanzar la victoria. Él venció el pecado. Enfrentó las tentaciones aferrándose al poder del Padre, y nos mostró el camino de la victoria; su victoria es nuestra victoria hoy. Su victoria cubre la multitud de nuestros pecados pasados, y en el presente desea vivir sus grandes obras de victoria por la presencia del Espíritu Santo en nuestra vida.

Gracias a Dios porque, aunque no haya llegado todavía el día de la glorificación, la victoria de Cristo no es apenas una promesa, sino una realidad en la vida de quienes procuran mantener diariamente una experiencia de amor con Cristo.

Estás delante de un nuevo día. En este día habrá tentaciones como en todos los demás, pero ya eres victorioso si con fe echas mano del poder de Jesús.

Pr. Alejandro Bullón

Nunca dudes de Dios


Continue reading

Cómo Vencer la Envidia


La niña regresó de la escuela, entró corriendo en la cocina y, agitando una hoja de papel en la mano, le dijo a la mamá: “Mira esta mariposa, es la más linda del mundo y es para ti”. Mientras la madre terminaba los detalles del almuerzo, la niña no dejaba de hablar un minuto y quería que la madre viese la mariposa. La señora se secó las manos en un repasador y bajó para observar el dibujo: “Está linda”, admitió, más para satisfacer a la hijita que expresando realmente lo que sentía. “¿Dónde aprendiste a hacer este dibujo?” “No fui yo, mami, fue mi amiguita. Ella esla que mejor dibuja en el mundo. Le pedí que me hiciera una mariposa para ti”. Después de haber dicho eso, la niña salió al patio a jugar, dejando a la madre sin saber qué decir ni cómo reaccionar.

¿Alguna vez pensaste por qué Jesús dijo que si no somos como niños no entraremos en el reino de los cielos? Los niños son puros en sumanera de reaccionar. ¿Tú y yo seríamos capaces de alegrarnos con el éxito de los demás? Mi pregunta es: ¿Cómo deberíamos reaccionar ante el éxito de los demás? Todos sabemos perfectamente cuál debería ser la respuesta correcta. Todos sabemos lo que Jesús enseñó. Todos sabemos cómo debe reaccionar el cristiano. Pero la pregunta es si, a pesar de todo lo que conozco en la teoría, soy capaz de alegrarme con el éxito de los demás.

La envidia, popularmente llamada “dolor de codo”, tiene la propiedad de deformar la realidad y el poder de envenenar el alma. El ser humano, llevado por los celos, ve cosas que no existen y paulatinamente comienza a creer en lo que imagina. Allá en el fondo de su ser sabe que ese sentimiento está equivocado. Entonces, para justificar el sentimiento que no consigue sacar del corazón, generalmente comienza a acusar.

¿Tiene Dios remedio para ese tipo de mal? Claro que tiene, y la respuesta es Cristo. A medida que lo contemplemos diariamente, a medida que meditemos en los rasgos maravillosos de su carácter y convivamos con Él, permitiendo que su Espíritu habite en nosotros, controle voluntariamente nuestras decisiones y santifique nuestra voluntad pecaminosa, cada día, de manera casi imperceptible veremos su carácter reproducido en nuestra vida.

Comenzaremos a sentir como Él, a pensar y a actuar como Él actuaría ante las diferentes circunstancias de la vida.

Hagamos de esta semana, una semana de comunión con Jesús. Salgamos a las luchas de la vida con la seguridad de que Jesús no quedó en casa, sino que será una presencia real y personal a lo largo de todas las circunstancias que esta semana pueda presentarnos.

UNA NORMA EN LA QUE PODÉIS CONFIAR


 Vestios de toda la armadura de Dios, para que podáis estar firmes contra las asechanzas del diablo.

Efe. 6:11.

En ocasión de cada avivamiento de la obra de Dios, el príncipe del mal actúa con mayor energía; en la actualidad está haciendo esfuerzos desesperados preparándose para la lucha final contra Cristo y sus discípulos. El último gran engaño se desplegará pronto ante nosotros. El Anticristo va a efectuar ante nuestra vista obras maravillosas. La falsificación se asemejará tanto a la realidad, que será imposible distinguirla sin el auxilio de las Santas Escrituras. Ellas son las que deben atestiguar en favor o en contra de toda declaración, de todo milagro. . .

Sólo los que hayan fortalecido su espíritu con las verdades de la Biblia podrán resistir en el último gran conflicto. Toda alma ha de pasar por la prueba decisiva: ¿Obedeceré a Dios antes que a los hombres? La hora crítica se acerca. ¿Hemos asentado los pies en la roca de la inmutable Palabra de Dios? ¿Estamos preparados para defender firmemente los mandamientos de Dios y la fe de Jesús?…

El primero y más alto deber de toda criatura racional es el de escudriñar la verdad en las Sagradas Escrituras y luego andar en la luz y exhortar a otros a que sigan su ejemplo. Día tras día deberíamos estudiar diligentemente la Biblia, pesando cada pensamiento y comparando texto con texto. Con la ayuda de Dios debemos formarnos nuestras propias opiniones ya que tenemos que responder a Dios por nosotros mismos. . .

Jesús prometió a sus discípulos “el Consolador, es decir, el Espíritu Santo, a quien -dijo – el Padre enviará en mi nombre”, y agregó: “El os enseñará todas las cosas, y os recordará todo cuanto os he dicho” (Juan 14: 26, VM). Pero primero es preciso que las enseñanzas de Cristo hayan sido atesoradas en el entendimiento, si queremos que el Espíritu de Dios nos las recuerde en el momento de peligro. . .

Cuando llegue el tiempo de la prueba, los que hayan seguido la Palabra de Dios como regla de conducta, serán dados a conocer. . . Que el espíritu de persecución se encienda, y entonces los tibios e hipócritas vacilarán y abandonarán la fe; pero el verdadero cristiano permanecerá firme como una roca, con más fe y esperanza que en días de prosperidad.

Es usted la esposa de Dios


Es un frío día de diciembre en la ciudad de Nueva York. Un jovencito de unos 10 años estaba parado, descalzo, ante una tienda de zapatos en Broadway, asomándose al escaparate, y temblando de frío.

Una dama se acercó al muchacho y le dijo: “Mi jovencito, ¿qué es lo que miras con tanta insistencia en el escaparate?

“Le estaba pidiendo a Dios que me diese un par de zapatos”, fue la respuesta del muchacho.

Continue reading

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 6.310 seguidores