Comentario leccion de escuela sabatica (2009-II) Leccion 13


LA MISION

“Estad siempre preparados para presentar defensa con mansedumbre y reverencia ante todo el que os demande razón de la esperanza que hay en vosotros” (1 Ped. 3:15).

INTRODUCCION

El término misión proviene del latín missĭo y se relaciona con la acción de enviar. Entre los distintos usos de la palabra que menciona la Real Academia Española (RAE), aparecen la facultad que se da a alguien de ir a desempeñar algún cometido; la comisión (encargo) temporal que un gobierno otorga a un diplomático o a un agente especial para determinado fin.

Es de resaltar que las organizaciones entienden que la “misión o propósito es el conjunto de razones fundamentales de la existencia de la compañía. Contesta a la pregunta de por qué existe la compañía”[1] La misión es el propósito de la organización, su razón de ser, expresa el camino hacia el logro de la visión, o la manera cómo la organización llegará a ese futuro deseado. La misión expresa el porqué y para qué existe la organización.

En el caso de la Iglesia del Señor, como lo señala Jesús, éstas se desempeñan dentro de un escenario de lucha entre el bien y el mal, donde la predicación del evangelio es la razón de la existencia de la iglesia para rescatar al hombre del pecado, por lo tanto, es necesario comprender cuál es la naturaleza de su quehacer, es decir, distinguir el rol que cumple en la humanidad. Es importante definir nuestro territorio y el mensaje a comunicar.

Otra característica que debemos conocer de la misión es la amplitud de su alcance, que permita la generación de dependencia del Espíritu Santo en el planeamiento de estrategias vertidas en la Biblia para el cumplimiento de las metas y objetivos de la visión

Al formular nuestra misión, las preguntas que consideraremos como Iglesia del Señor son:

  1. ¿Qué va a cumplir la iglesia en su entorno social?
  2. ¿Qué va a hacer la Iglesia para su cumplimiento?

En este contexto la misión es el corazón de la iglesia. El destino de la humanidad es la preocupación de la iglesia. La misión no es uno entre los muchos programas de la iglesia, es la razón de su existencia.

El propósito de la lección es mostrar cuál es la misión de la Iglesia, la comisión en esta misión y sus implicancias.

  1. I.            LA MISION

“Jesús se acercó y les habló diciendo: «Toda potestad me es dada en el cielo y en la tierra. Por tanto, id y haced discípulos a todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo, y enseñándoles que guarden todas las cosas que os he mandado. Y yo estoy con vosotros todos los días, hasta el fin del mundo». Mateo 28:18-20

  1. 1.       Predicación a nivel mundial

La misión es realizar una proclamación mundial del Evangelio, “di por luz de las naciones, para que seas mi salvación hasta lo postrero de la tierra “Isaías 49:6; Las barreras nacionales habrían de ser derribadas (Efesios 2: 14), y el mensaje de esperanza de Cristo sería proclamado hasta los confines de la tierra “…predicarlo a los moradores de la tierra, a toda nación, tribu, lengua y pueblo…” (Apocalipsis 14:6), este texto muestra la universalidad del mensaje de los tres ángeles. 

  1. 2.       Predicación mediante un compromiso
    1. a.         Para ser embajador

“…Toda potestad me es dada…Por tanto…” Mateo 28:18,19

Por la autoridad que nos confiere, vamos en el nombre de Dios. Somos embajadores de Cristo “nos encargó a nosotros la palabra de la ´reconciliación´. Así que, somos embajadores en nombre de Cristo” 2 Corintios 5:19,20. Dios nos acompañará en el cumplimiento de la misión “Y yo estoy con vosotros todos los días, hasta el fin del mundo” Mateo 28:20

  1. b.         Para todos

“Por tanto, id…” Mateo 28: 19

Los versículos. 19 y 20 son la carta magna de la iglesia cristiana. Como discípulos, los once habían aprendido en la escuela de Cristo; ahora como apóstoles, fueron enviados a enseñar a otros (Mar. 3: 14). La comisión fue dada a los discípulos y los sucesores que vendrían en toda época y tiempo. Elena de White dijo: “El mandato que dio el Salvador a los discípulos incluía a todos los creyentes en Cristo hasta el fin del tiempo. Es un error fatal suponer que la obra de salvar almas depende únicamente del ministro ordenado. Todos aquellos a quienes llegó la inspiración celestial, reciben el evangelio en cometido. A todos los que reciben la vida de Cristo se les ordena trabajar para la salvación de sus semejantes. La iglesia fue establecida para esta obra, y todos los que toman sus votos sagrados se comprometen, por ello, a colaborar con Cristo” Elena G. de White. El Deseado de todas las gentes, pág 761.

  1. c.          Para toda la vida en todo lugar

“…id…” Mateo 28: 19

La traducción correcta es ‘yendo’, lo cual muestra que la acción está en el marco del estilo de vida de la iglesia en el “tiempo” y “espacio”. En otras palabras “yendo” significa durante el “tiempo de vida” que vivamos en este mundo,  es el deber de todo seguidor compartir su fe en todo “lugar”. Durante los tres últimos años de su existencia (yendo – viviendo), el maestro estuvo “yendo” con sus discípulos por Galilea, Samaria y Judea; no estuvieron restringidos a las limitaciones de un edificio localizado. En la práctica aprendieron que el Señor demandaba ir al resto del mundo.

  1. II.            LA GRAN COMISIÓN

“… haced discípulos a todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo, y enseñándoles que guarden todas las cosas que os he mandado” Mateo 28: 19, 20

  1. 1.    Hacer discípulos

Hay cuatro verbos principales que componen la gran comisión: Id, haced, bautizándolos y enseñándoles. De éstos, el único que está en modo imperativo es: haced discípulos. Los demás están en gerundio. En el griego, los verbos id (yendo), bautizándolos y enseñándoles son verbos auxiliares, son participios. De tal modo que el gran mandamiento en síntesis es “haced discípulos”.

Hacer discípulos”, es la meta de la evangelización del mundo por Cristo, ser discípulo de Jesús no puede ser estático ni sedentario. Hacer discípulos significa “hacer seguidores” no solamente oidores.

  1. 2.    Bautizar a los que creen

“El que crea y sea bautizado, será salvo” Marcos 16:16. Jesús dijo que el bautismo debería ser administrado en nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. Esto le da autoridad divina. La persona en cuyo nombre se bautiza al creyente es la que tiene autoridad sobre ella: Jesucristo.

  1. 3.    Enseñar

Los que siguen a Jesús son alimentados, adiestrados, equipados y comisionados para llevar el mensaje de los tres ángeles teniendo como centro a Jesucristo.

  1. a.    Enseñanza Cristo céntrica

“pero nosotros predicamos a Cristo…” 1 Corintios 1:23

Todo lo que creemos y afirmamos como doctrina, tiene que estar relacionado con aquel en quien se nos asegura nuestra salvación eterna. Si no hay conexión con Jesucristo, una doctrina no será más que un trozo de información técnica, que puede ser interesante e intelectualmente desafiante, pero nada más. Pero, si está arraigada en Jesucristo, la doctrina nos ayudará a comprender mejor el plan de redención y fortalecerá nuestra relación con nuestro Señor.

  1. b.    Mensaje de los tres ángeles

Una obra de la mayor importancia les ha sido confiada: proclamar los mensajes del primero, segundo y tercer ángeles. Ninguna otra obra puede ser comparada con ésta y nada debe desviar nuestra atención de ella…” (Joyas de los testimonios, t. 3, p. 288).

Los Ángeles representan a la Iglesia

…Se representa a los ángeles volando por en medio del cielo, proclamando un mensaje de advertencia al mundo, y ejerciendo una acción directa sobre la gente que vive en los últimos días de la historia terrena. Nadie oye la voz de esos ángeles porque son un símbolo que representa al pueblo de Dios que trabaja en armonía con el universo del cielo. Hombres y mujeres esclarecidos por el Espíritu de Dios y santificados por la verdad proclaman sucesivamente los tres mensajes (Mensajes selectos, t. 2, p. 446).

CONCLUSION

El evangelio de Jesucristo debe ser predicado por la iglesia en todo el mundo. Todos hemos recibido dones, y tenemos la promesa del Espíritu para completar nuestro equipamiento. La predicación del evangelio debe estar basada en la doctrina cuyo centro es Jesús.

Alfredo Padilla Chávez

Pastor IASD Puente Piedra “A”

Escríbenos a: apadilla88@hotmail.com

LIMA PERÚ

Visite:

http://www.apcnorte.org.pe

 


[1] ADMINISTRACIÓN Y DIRECCIÓN, de Díez de Castro Emilio Pablo, García del Junco Julio, Martín Jiménez Francisca y Periáñez Cristóbal Rafael, McGraw-Hill Interamericana, 2001, Pág. 244

Anuncios

3 comentarios

  1. Hermoso trimestre es el que termina. Vale la pena añadir que ser misionero no es ser proselitista, en los términos actuales de hacer proselitismo. Más que ganar adeptos a una causa, los cristianos debemos compartir la esperanza y la certeza de la salvación a una humanidad desesperanzada y concentrada en su pequeño entorno. Y esa esperanza se comparte desde la convicción y conversión propia.

    Me gusta

  2. muchas gracias por mandarme este material del estudio de la escuela sabatica. que dios los llene de muchos cuidados y bemdiciones

    Me gusta

  3. Muy bueno poder tener la lección de esc sabática,sobre todo cuandouno tiene tiempo para esta actividad. MUCHAS GRACIAS.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: