Martinica: La iglesia en territorio francés expresa sus preocupaciones durante el programa La Iglesia en Diálogo


Fort-de-France, Martinica, 2 de julio de 2009 …[Libna Stevens/DIA]

Un grupo de enfoque ínter generacional de adventistas del séptimo día provenientes de las regiones de habla francesa de la División Interamericana (DIA) hablaron con el pastor Israel Leito, presidente de la iglesia en la DIA, durante un programa especial llamado La Iglesia en Diálogo, el mes pasado. El programa, el quinto de una serie de siete, fue transmitido por Internet en vivo desde Fort-de-France, Martinica.

El grupo de enfoque de veinte miembros estaba compuesto por jóvenes y laicos de la Guyana Francesa, Guadalupe y Martinica. Ellos hablaron con el pastor Leito y otros líderes de la iglesia en la DIA acerca de asuntos relacionados con el crecimiento, desarrollo y futuro de la iglesia en el territorio de la DIA.

“Queremos saber qué podemos mejorar en la División, y estamos efectuando todos estos grupos de enfoque en toda la división, para saber de parte de ellos cómo podemos servirles mejor, y ellos quieren saber de nuestra parte lo que nosotros podemos hacer mejor”, dijo el pastor Leito. “Los directores de departamentos están tomando nota y escucharemos cuidadosamente”.

Cientos de personas se reunieron en la Iglesia Adventista de Morija en Fort-de-France para observar el programa, que fue presentado en francés y en inglés. Había más de 2000 personas viendo la transmisión por Internet.

Las preguntas variaban entre asuntos acerca de la imagen de la iglesia, tecnología, educación adventista y publicaciones, así como la estructura y los planes que están en curso para alcanzar una mejor visión y misión de la iglesia.

Las preguntas iniciales tuvieron que ver con la retención de miembros y cómo alcanzar a los reincidentes.

“Para conservar a los miembros en la iglesia, queremos tener una iglesia amigable de modo que cuando la gente venga, sientan como en familia; y queremos que cada persona tenga algo que hacer”, dijo el pastor Leito.

“¿Cómo puede la iglesia mundial ayudar a cada miembro en particular a que sepa, viva y sienta que la iglesia ofrece un espacio para el desarrollo de crecimiento floreciente, en lugar de impedirle a él o ella que crezcan?, preguntó Charly Songeons, de Guadalupe.

“Si eso está sucediendo, lo siento mucho, porque nosotros creemos que cada miembro que se une al cuerpo de Cristo, es libre de crecer en Cristo”, respondió el pastor Leito. “Debe ofrecerse la oportunidad, y el miembro debe sentir que ha encontrado algo que le puede liberar del pecado, y cada miembro debe estar dispuesto y ser capaz de contribuir para la iglesia con sus talentos, con su experiencia y su conocimiento, de modo que todos nosotros podamos crecer juntos. Esperamos que esto esté sucediendo en cada congregación”.

Hubo varias preguntas sobre el uso de la tecnología en la iglesia.

“Considerando el evento de la tecnología de la actualidad, y su erupción en fortaleza dentro de la iglesia, no hay duda de que la tecnología está ayudando a la iglesia a difundir el mensaje de una manera más eficiente, pero está creando una brecha entre los que están a favor de ella y los que están en contra de ella”, dijo Jeremie Belfroy, de Martinica.

El pastor Leito respondió que la iglesia necesita moverse más rápidamente con la tecnología, y animar a los jóvenes a usar programas de medios sociales como Facebook y Twitter.

“Compartan el mensaje a través de Twitter y Facebook”, dijo él. “Hagan que la iglesia se convierta en más hábil para la tecnología, de modo que esto no cree una brecha, sino que nos mueva a todos a usar mejor la tecnología”.

En respuesta a Jessica Primerose, de Guyana, quien expresó preocupación acerca del impacto negativo de la tecnología, el pastor Leito dijo: “No permitan que la tecnología se convierta en un obstáculo. Ella es el presente y el futuro, así que necesitamos usar la tecnología para predicar el evangelio, y si hay una percepción de que la tecnología está obstaculizando nuestra vida espiritual, debemos encontrar una respuesta para ello”.

“Usted ha dicho que la tecnología nos ha ayudado a llevar a cabo de mejor forma nuestras campañas evangelísticas y servicios de adoración”, dijo Silvie Timothee, de Guadalupe. “Con el uso de la tecnología, qué podemos hacer para no dejar de lado lo que Cristo solía hacer, caminar y comer con ellos para acercarse a ellos?”

“Este es uno de los problemas con la tecnología: aísla a la gente”, respondió el pastor Leito. “Pero tú tienes un muy buen punto. Debemos usar la tecnología pero no permitir que ésta nos separe y disuelva el toque personal del compartir el evangelio. Eso nunca debe detenerse”.

También hubo preocupaciones acerca de más materiales impresos en el idioma francés, becas más accesibles para escuelas adventistas, y la participación de la juventud en la iglesia.

“Abran espacio para los jóvenes”, dijo el pastor Leito, “para ayudarles a sentir que la iglesia les pertenece también a ellos. Ellos necesitan estar activos, así que, iglesia, recordemos y abrámonos hacia los jóvenes”.

Otras preguntas tuvieron que ver con los desafíos que enfrentan los estudiantes adventistas respecto a la presentación de sus exámenes en el día de reposo, así como los desafíos de enfrentar las necesidades espirituales de los jóvenes que estudian en instituciones no adventistas, así como qué está disponible para que los jóvenes florezcan en la línea de la educación moral.

A unos pocos miembros de la audiencia se les dio la oportunidad de hacer preguntas que oscilaron desde los problemas de casarse con alguien que tiene hijos fuera del matrimonio, hasta las joyas, así como la música apropiada en la iglesia.

El pastor Leito también dirigió preguntas a los panelistas. Una de esas preguntas fue: “¿Cómo piensan ustedes que nosotros como división podemos hacer que esta iglesia sea más amigable para los jóvenes?”.

“Entrenar a nuestros pastores y líderes para que se metan más en la era presente, de modo que los jóvenes sientan que esto es directamente para ellos, y ayudar a nuestros líderes a que su presentación sea más dirigida a esta nueva generación”, fue una sugerencia de parte de los panelistas.

Para Nicolas Morteau, estudiante de Teología de 23 años proveniente de Martinica, poder participar y expresarse a sí mismo fue una buena oportunidad.

“Siento que este fue un maravilloso ejercicio para nosotros, expresarnos, porque es como la cabeza escuchándonos; de hecho, los líderes vinieron y nos escucharon”, dijo Morteau, quien estudia en la Universidad Caribeña del Sur, en Trinidad.

Una de las preocupaciones de Morteau fue cómo la influencia de la música de la Nueva Era está infiltrándose imperceptiblemente en las iglesias. Él espera que la iglesia pueda proveer alguna orientación respecto a detectar qué música contiene influencia de la Nueva Era, de modo que los líderes de la iglesia local puedan asegurarse de que la música y las canciones que se ejecutan en la iglesia puedan ser un reflejo claro de su contenido lírico.

Esmeralda Noncent, de Guyana Francesa, quien está cursando una maestría en Economía en la Universidad de Cayenne, estuvo de acuerdo con que el programa era muy necesario.

“Fue un grandioso privilegio participar en este programa para ver que tenemos una voz en este evento”, dijo Noncent. Ella estaba agradecida por la oportunidad de representar a la iglesia, y siente que programas como estos son “una tendencia que debe ser conservada para dar más oportunidad para que la iglesia local tenga una voz en lo que se está haciendo”.

Noncent continuó diciendo que “lo que más me impresionó es que descubrí que el presidente es bastante accesible, muy cercano a nosotros, muy abierto, justo a nuestro lado”.

Esa accesibilidad es lo que los líderes de la iglesia quieren mantener con el tipo de iglesia de rápido crecimiento en Interamérica.

La realidad es que La Iglesia en Diálogo ha llevado la oficina de la División más cerca de la iglesia, de modo que ésta pueda ver que la División no es una organización costosa y sin rostro que no hace nada”, dijo el pastor Leito. “Estamos con ellos y trabajando a su lado”.

Con el quinto programa de diálogos terminado, los líderes han tomado nota pues pronto iniciarán el próximo ciclo de planeación estratégica para asegurarse de que la iglesia en toda Interamérica está orientada en la dirección correcta.

“Hemos tomado nota de las preocupaciones, preguntas y sugerencias de nuestros grupos de enfoque, y volveremos a revisar nuestro plan estratégico y definiremos nuevas estrategias diseñadas para llenar las necesidades de la iglesia”.

“A fin de hacer que este programa sea exitoso, necesitamos continuar escuchando a nuestra iglesia”, dijo el pastor Braham, organizador del programa y asistente especial para el pastor Leito.

“El liderazgo es un proceso de doble vía”, dijo el pastor Braham. “No es simplemente una presentación. Implica participación. Es un proceso integrador donde aquellos a quienes dirigimos también tienen su perspectiva y su visión, aspiraciones y deseos. Cuando les escuchamos, eso nos ayuda a poner las cosas en perspectiva, y también les ayuda a ellos a clasificar y determinar cómo pueden involucrarse a fin de asegurarse de que se implemente una visión compartida”.

Para ver el programa de La Iglesia en Diálogo de Martinica por pedido, vaya a http://dialogue.interamerica.org

El siguiente programa de La Iglesia en Diálogo tendrá lugar en Puerto Príncipe, Haití, el 27 de julio de 2009. El programa será transmitido por Internet en francés y en inglés. Para más información, visite http://www.interamerica.org

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: