Comunicadores Adventistas en Sudamérica


Silver Spring, Maryland, Estados Unidos, 1º de abril de 2010…Ansel Oliver/ANN

Por años, cualquier evaluación de los medios locales de comunicación en el estado brasileño central de Goiás indicaría que la Iglesia Adventista del Séptimo Día apenas existía. La mención de la iglesia en los informes de periódicos y en la televisión era casi inexistente.

Eso cambió casi de la noche a la mañana, con la prensa informando acerca de las actividades de la Iglesia Adventista, incluyendo sus iniciativas contra el hábito de fumar, campamentos de menores y campañas de concientización respecto al abuso.

La diferencia fue Francis Matos. En 2007, los administradores de la iglesia en la región central de Brasil contrataron al antiguo editor de periódicos para servir como vocero de relaciones con los medios de comunicación. Ahora, cada año ellos pueden trazar tantas como 50 menciones a su trabajo.

La Iglesia Adventista en Sudamérica en los pasados ocho años ha contratado cada vez más periodistas como Matos para servir como profesionales de relaciones públicas, quienes mantienen a los miembros de iglesia informados de las noticias a través de sitios Web y hojas informativas, y también presentan a la iglesia ante el público.

Aunque esto no es considerado directamente como evangelismo, construir una presencia positive en los medios de comunicación a menudo aumenta las posibilidades de que un miembro de la comunidad busque contacto adicional con la iglesia.

“La iglesia aquí sabe que necesita profesionales hacienda esto”, dijo Felipe Lemos, un vocero de relaciones con los medios para la iglesia en la región sudamericana. Lemos, antiguo reportero de periódicos, habló a ANN el mes pasado durante la primera reunión de los asociados de comunicación en Sudamérica.

La reunión de cuatro días estuvo atendida por 25 mujeres y 19 hombres quienes son periodistas experimentados, voceros políticos, productores de televisión y recién egresados en el área de comunicación. Casi todos ellos están en la última parte de su segunda o tercera década y han aceptado un recorte salarial en comparación con su antiguo empleo. Algunos ganan dinero extra escribiendo de manera independiente para otras publicaciones.

Ágatha Lemos, antigua editor de periódico y asistente de prensa para un miembro del concilio de la ciudad, aún escribe para una revista de arquitectura además de su trabajo como asociada de comunicación para la iglesia en São Paulo. Su departamento de tres empleados ofrece servicios para ayudar a promover otros departamentos de la iglesia, incluyendo Educación, la Asociación Ministerial y Jóvenes.

“Me gusta ver a la iglesia crecer por lo que hacemos para ayudar”, dice Lemos.

A nivel mundial, el compromiso de la iglesia con la comunicación varía. En algunas áreas, a los directores de comunicación les falta entrenamiento y experiencia o tienen que supervisar varios departamentos administrativos. Las regiones con programas de comunicación desarrollados y comunicadores entrenados pueden presentar más efectivamente un mensaje coordinado, hacer campañas de publicidad o crear una imagen positiva de la iglesia en sus comunidades. Unas pocas regiones administrativas incluso han elevado la función del director de comunicación, dándole el título de Asistente de Comunicación para el Presidente, un título semejante a “vicepresidente de relaciones públicas” en una corporación.

En Sudamérica, el creciente compromiso con la comunicación puede surgir en parte del hecho de que el periodismo es ahora una profesión eclesiástica aceptable, algo que los miembros de iglesia veían con malos ojos hace algunas décadas. Algunos líderes de la iglesia recuerdan el énfasis implícito de las profesiones de la iglesia: pastor, contador, profesor y profesional de la salud.

“Por un largo tiempo, este fue el patrón alrededor del mundo”, dijo Agustín Galicia, secretario asociado de la Iglesia Adventista mundial, riéndose entre dientes en su oficina hace poco tiempo.

Ahora, más administraciones están dándose cuenta de que las profesiones especializadas refuerzan la misión de la iglesia. Para dar apoyo a los pastores, profesores y doctores, las correspondientes Iglesias, escuelas y hospitales necesitan personal de apoyo calificado, tal como profesionales de relaciones públicas y abogados, entre otros.

Las raíces de la comunicación en la iglesia fueron establecidas en 1912 cuando la sede mundial de la Iglesia Adventista en Maryland, Estados Unidos, contrató a Walter Burgan, reportero para el periódico Baltimore Sun, para establecer la Agencia de Relaciones de Prensa de la denominación, ente precursor del departamento de comunicación de la actualidad.

Hoy, muchos están urgiendo a que la iglesia redescubra sus raíces y contrate profesionales calificados para cumplir las funciones de comunicación en la denominación, una organización con cerca de veinte millones de dólares en activos en 203 países. Algunas regiones de la iglesia aún necesitan reconocer la importancia de la administración de la comunicación corporativa.

Lo que estamos viendo en Sudamérica es planeado y puesto en práctica deliberadamente”, dijo Rajmund Dabrowski, director de comunicación para la Iglesia Adventista a nivel mundial. “Como resultado, uno puede ver un cambio en las actitudes públicas hacia los adventistas, y también más miembros de la iglesia están mejor informados y están haciéndose más efectivos en su testificación”.

Rubén Gelhorn, director de relaciones públicas en la Universidad Adventista de River Plate en Argentina, dijo que él se siente animado al ver que la iglesia contrata periodistas y profesionales de relaciones públicas para sus departamentos de comunicación, pero la iglesia podría aumentar su compromiso con la comunicación aún más rápidamente.

Gelhorn, quien tiene un doctorado en religión y medios de comunicación, dijo que otras denominaciones están llevándole la delantera a la Iglesia Adventista en cuanto a la forma como permiten que sus miembros y la comunidad conozcan acerca de los eventos de la iglesia a través de la comunicación corporativa.

“Podríamos pensar que ellos tienen menos luz, pero quizá podamos aprender de ellos”, dijo Gelhorn.

imagen por Ansel Oliver/ANN
Heron Samtana, antiguo reportero de radio, ahora usa los medios de comunicación para permitir que la comunidad del noreste de Brasil conozca acerca de la Iglesia Adventista. Adicionalmente, la comunicación interna efectiva enseña a lo
Anuncios

Una respuesta

  1. Los esfuerzos por proclamar el EVANGELIO ETERNO siempre tienen que estar al frente. Los comunicadores activos en medios escritos, radiales, televisivos debemos insertar en las ediciones que se publican día a día, no sólo las actividades de la Iglesia sino su doctrina.
    Quienes laboramos en periodicos privados de alguna manera contribuímos para que se conozca la Iglesia Adventista del Séptimo Día.
    Porque el tiempo está cerca…

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: