Comentario leccion de escuela sabatica (2010-IV) leccion 7


ABIATAR: EL SACERDOTE

En Mesopotamia, el rey era un sacerdote, y reunía el poder político con el religioso. Los sacerdotes representaban grandes intereses en la corte, y muchas veces designaban a los reyes. En el Antiguo Testamento, el sacerdocio era el centro en la vida de fe de Israel, y su influencia llegó al Nuevo Testamento.

El sacerdocio de todos los creyentes (1 Ped. 2:9), destacado en la Reforma Protestante, no es solo un concepto del Nuevo Testamento (ver Éxo. 19:6). El ideal de Dios siempre fue que los creyentes fueran santos, y sirvieran a otros intercediendo por ellos y comunicándoles la salvación.

El propósito de la lección es saber que el sacerdocio no se basa en el linaje o en la educación, sino en las elecciones hechas de cada creyente y su compromiso de servicio con el Señor.

I. ELIGIO SERVIR AL REY DAVID

a. Cuidó el Efod

“Y aconteció que cuando Abiatar hijo de Ahimelec huyó siguiendo a David a Keila,  descendió con el efod en su mano” 1Sa 23:6

“efod”

No se dice cómo escapó Abiatar de la matanza de su familia. Solo se dice que escapó y que fue hasta donde estaba David. Sin embargo, antes de huir, Abiatar alcanzó a salvar el efod (1 Sam. 23:6), una vestimenta sagrada que usaban los sacerdotes (ver Éxo. 28:6; 39:2-7), para buscar la voluntad de Dios cuando debían tomar decisiones.

Abiatar, al igual que David, era un refugiado sin hogar y estaba escapando constantemente. Él podía comprender las frustraciones y los temores que David y sus hombres debieron haber sufrido frente a la continuada persecución.

El tema de la identificación personal con alguien es importante en el concepto de sacerdocio en el Nuevo Testamento. El autor de Hebreos nos dice que Jesús es nuestro Sumo Sacerdote porque puede empatizar plenamente con nosotros (Heb. 2:17).

b. Cuidó el arca

“Entonces Sadoc y Abiatar volvieron el arca de Dios a Jerusalén, y se quedaron allá” 2Sa 15:29

“volvieron el arca”

Sadoc y Abiatar eran los principales sacerdotes. Cuando huyó David, los sacerdotes hicieron planes para huir con él llevando consigo el arca de Dios. El pueblo se sintió contento por la presencia del arca, pues sabía que la compañía de ese sagrado símbolo aseguraría la presencia y bendición de Dios, y sería así una garantía de la victoria final.

Sin embargo David comprendió que el arca sola no aseguraría la victoria.  En los días de Elí el arca fue llevada a la batalla contra los filisteos, pero éstos la capturaron y derrotaron a los israelitas (1Sa 4:3-11).  David sabía que a menos que él y los suyos fueran de corazón recto, el arca no proporcionaría victoria sino desastre. El lugar del arca estaba en Jerusalén y no con él en su condición de fugitivo. Fue así que Abiatar volvió y cuidó el arca en Jerusalén

En esas circunstancias los sacerdotes Abiatar y Sadoc eran los ojos y los oídos de David en la ciudad de Jerusalen. Hoy, como seguidores de Cristo, somos sus representantes. Llegamos a ser las manos de Dios para alcanzar con el mensaje de Dios a los que nos rodean.

Más tarde Abiatar compartió el cargo de sumo sacerdote con Sadoc, de la casa de Eleazar (2 S. 15:24, 29, 35; 17:15; 19:11; 20:25; Abiatar pertenecía a la casa de ltamar, hermano de Eleazar). Continuó en el sacerdocio cuando Salomón subió al trono (1 R. 4:4)

II. ELIGIO TRAICIONAR AL REY DAVID

a. Hizo mal uso del poder sacerdotal

“Y se había puesto de acuerdo con Joab hijo de Sarvia y con el sacerdote Abiatar, los cuales ayudaban a Adonías” 1Re 1:7

“ayudaban a Adonías”

Una de las principales responsabilidades del sacerdote era interceder ante Dios en favor del pueblo. Jesús ejemplificó esta ética (Rom. 8:34). Abiatar usó su cargo para dividir a la nación, usó la autoridad espiritual que Dios le había dado para hacer que otros fueran en contra de la voluntad de Dios. Este acto de traición que cometió sugiere que él había dejado de buscar la conducción divina.

b. Se opuso a la voluntad de Dios

“Porque hoy ha descendido, y ha matado bueyes y animales gordos y muchas ovejas, y ha convidado a todos los hijos del rey, y a los capitanes del ejército, y también al sacerdote Abiatar; y he aquí, están comiendo y bebiendo delante de él,  y han dicho:  ¡Viva el rey Adonías!” 1Re 1:25

“¡Viva el rey Adonías!”

Abiatar había sido uno de los más firmes amigos de David, y estuvo con él en sus peregrinaciones cuando huía de Saúl (1Sa_22:20-23), le prestó servicios mientras fue rey en Hebrón (2Sa_15:35), y huyó con él cuando se rebeló Absalón (2Sa_15:24, 2Sa_15:29, 2Sa_15:35, 2Sa_15:36; 2Sa_17:15; 2Sa_19:11). No es clara la razón de su defección en este tiempo, pero podría ser porque consideró que la conducta de Adonías no era una verdadera rebelión.

Salomón no era el hijo mayor y, por costumbre, no habría sucedido a su padre como rey. El hijo mayor, Amnón, fue muerto por su hermano Absalón. A su vez, Absalón había muerto durante su fracasado atentado. Y el cuarto de los hijos, Adonías, sintió que el trono le pertenecía por derecho. Adonías se puso de acuerdo con Joab y Abiatar, y ellos le dieron su apoyo (1 Rey. 1:7).

Salomón fue amado por Dios (2 Sam. 12:24), y lo eligió para ser el sucesor de David (1 Crón. 22:9, 10). Frente a esta decisión incómoda, tal vez Abiatar no pudo reconciliarse con el escándalo público que la elección causaría, y se apoyó en la tradición en lugar de seguir la voluntad revelada de Dios.

Salomón trató la traición de Abiatar con misericordia debido a la larga amistad con David cuando éste estuvo en la adversidad. En vez de ser ejecutado, sólo perdería su cargo y tendría que retirarse y ser desterrado. Anatot era una ciudad de sacerdotes, en territorio de Benjamín (Jos 21:17-19). El pueblo estaba a unos 5 km al noreste de Jerusalén. “Y el rey dijo al sacerdote Abiatar: Vete a Anatot, a tus heredades, pues eres digno de muerte; pero no te mataré hoy, por cuanto has llevado el arca de Jehová el Señor delante de David mi padre, y además has sido afligido en todas las cosas en que fue afligido mi padre” 1Re 2:26

CONCLUSION

Después de una larga vida de servicio como sacerdote, Abiatar se descalificó para el ministerio al traicionar a su rey y apoyar a un usurpador del trono.

IASD Puente Piedra “A”

Escríbenos a: apadilla88@hotmail.com

LIMA PERÚ

3 comentarios

  1. DIOS conoce a sus hijos desde la fundacion del mundo….nos da libre alberdrio,para que tomemos decisiones, en nosotros esta que esas decisiones sean en favor de nuestra vida espiritual para nuestro crecimiento….si dejamos de buscar la conduccion divina….fallaremos en favor nuestro. Nada podemos hacer sin el TODO PODEROSO, lo mas que el quiere de nosotros es nuestra obediencia…

    Me gusta

  2. Espewro que todos seamos sacerdotes con visión del cielo y ayudemos a otros en el camino correcto no perdamosd el rumbo sigamos a Jesús nuestro líder.

    Me gusta

  3. Gracias Hno. por este comentario en verdad muchas veces perdemos de vista las cosas espirituales y nos vamos por otro camino que nos lleva a la perdición.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: