Leccion de escuela sabatica 2011-2 leccion 3


A continuacion ponemos a su disposicion el material de escuela sabatica , pueden descargarlo haciendo clic sobre el titulo…..

Leccion para Maestro

Leccion  para el alumno


Leccón 3

Vestidos de inocencia

Sábado 9 de abril      

LEE PARA EL ESTUDIO DE ESTA SEMANA: 2 Timoteo 3:16, 17; Lucas 21:36; Génesis 2:15-17; 2:20-25; 3:6-11, 21.

PARA MEMORIZAR:

“Y creó Dios al hombre a su imagen, a imagen de Dios lo creó; varón y hembra los creó” (Gén. 1:27).

COMO HEMOS ESTUDIADO, LA CAÍDA DE LUCIFER no se limitó al cielo. Trajo sus engaños y sus tretas también a la tierra. Lo que también asombra es con cuánto éxito ha pervertido las verdades más obvias de la Palabra de Dios y ha hecho creer a millones lo opuesto a esas verdades.
Por ejemplo, el Génesis es muy claro: los seres humanos comenzaron en la cima de la “cadena de la alimentación” de la tierra. Fueron creados, desde el principio, a la “imagen de Dios”. Esta imagen no es algo que evolucionó durante miles de millones de años por procesos naturales. El evolucionismo enseña lo opuesto: que los humanos comenzaron a un nivel bajo (como microbios) y, finalmente, por medio del proceso brutal de la violencia y la muerte, treparon con las uñas hasta subir al tope de la cadena de la alimentación. Las Escrituras, en contraste, enseñan que los seres humanos comenzaron en la cima, siendo imagen de Dios, y por causa del pecado viven una caída constante.
Esta semana, con algunas imágenes de vestiduras que aparecen en el Génesis, consideraremos cómo comenzó ese descenso y cuál es la única solución para ello.

Domingo 10 de abril
LOS PRIMEROS  DÍAS
Repasa los dos primeros capítulos del Génesis. ( 1 , 2 ) Imagínate cómo debió de haber parecido esta tierra, recién salida de las manos del Creador, sin manchas de pecado. ¿De qué manera nuestro mundo de hoy difiere de aquel?

Adán y Eva fueron puestos en un ambiente que sobrepasa nuestra imaginación más atrevida. un hermosísimo hogar, en un precioso jardín, con animales y otras criaturas como amigos leales. Se gozaban en las escenas espectaculares, las flores fragantes, las aves y los animales, y con el amor de Dios y del uno por el otro. No querían ni necesitaban ninguna otra cosa, y cuidaban del jardín como Dios les había indicado. Adán y Eva seguramente esperaban las visitan de su Dueño mientras paseaban juntos por el jardín, y activamente se comunicaban con él. Sabían que él los amaba y, a su vez, el amor de ellos por Dios aumentaba cada día.

La conexión de Adán y de Eva con su Hacedor se desarrollaba y crecía con esos esperados contactos diarios, en un mundo que no conocía el pecado ni la decadencia y la devastación que el pecado trajo consigo. ¿Cómo podríamos tener una relación similar con nuestro Creador, ahora, en un mundo corrompido por largo tiempo por el pecado? Ver 2 Tim. 3:16, 17; Luc. 21:36; Mat. 6:25-34; Juan 17:3.

Adán y Eva tenían comunión cara a cara con Dios, un privilegio que no tenemos ahora. Sin embargo, tenemos el privilegio de vivir en constante conexión con el mismo Dios de Adán y de Eva. Claro, el pecado estorba el camino, pero, por medio de Jesús, quien conectó el Cielo con la tierra con lazos que nunca se quebrarán, se ha preparado un camino para que vivamos tan cercana e íntimamente con nuestro Creador como es posible hacerlo ahora.


¿Cuán íntima y estrechamente caminas con Dios? Mientras piensas en tu respuesta, pregúntate: ¿Qué cosas hago que fortalecen esa intimidad, y qué cosas la destruyen? ¿Qué elecciones tengo que hacer si quiero caminar más cerca del Señor?


Lunes 11 de abril
DESNUDOS, PERO NO AVERGONZADOS

Es muy difícil, para nosotros, imaginarnos plenamente la condición moral de Adán y de Eva en el Edén, ya que nuestro concepto del mundo, de la realidad, de todo, está filtrado, teñido y distorsionado por el pecado. Ellos no conocían el dolor, ni el sufrimiento, ni el engaño, ni la traición, ni la muerte, ni la pérdida, ni la vergüenza, especialmente la vergüenza sexual (que tal vez sea la más generalizada en un mundo tan compenetrado hoy con las consecuencias del pecado).Lee Génesis 2:20 al 25. ¿Qué clase de relación de estrecha intimidad entre Adán y Eva se revela en estos textos?

Como “una carne” (ver Gén. 2:24), Adán y Eva eran íntimos, entonces, no solo con Dios sino también el uno con el otro. El texto es muy claro, sin ambigüedades: estaban desnudos y no se avergonzaban (vers. 25). ¡Eso es pureza e inocencia!
“La inmaculada pareja no llevaba vestiduras artificiales. Estaban rodeados de una envoltura de luz y gloria, como la que rodea a los ángeles. Mientras vivieron obedeciendo a Dios, este atavío de luz continuó revistiéndolos” (PP 26).
No se nos dice exactamente cómo se veía esta luz, cómo actuaba, cuál era su propósito. Solo que, aun con ella, se consideraban “desnudos”. El hecho de que no se avergonzaran debió haber significado que esa cubierta de luz no ocultaba completamente su desnudez, pero en ese ambiente sin pecado no importaba, porque no existía la vergüenza.
En un sentido, el énfasis en la desnudez parece revelar la clase de cercanía física que gozaba la pareja sin pecado. Había una franqueza, una transparencia, una inocencia acerca de ellos y de todo lo que ellos hacían que permitía este estado de cosas. Vivían en completa honestidad, sinceridad y libertad el uno ante el otro, y ambos ante Dios. Era, después de todo, como Dios lo había ordenado. ¡Cuán bueno debió haber sido!


¿Cuánta transparencia y franqueza existe en tu propia vida? ¿O estás constantemente escondiendo cosas, tomando atajos morales, disfrazándote con vestiduras que no revelan lo que está sucediendo? (Ver Mat. 10:26). Si sucede esto último, ¿qué aspectos de tu vida tienes que comenzar a cambiar?


Martes 12 de abril
LA PRUEBA

La lección de la semana pasada hablaba de una verdad vital: la libertad que Dios permite a todos los seres morales. Otra vez, sin esa libertad, podrían hacer obras “morales”, del mismo modo que la alarma de una casa que protege del crimen a la gente a veces hace algo “moral”; no obstante, ¿quién llamaría a la alarma misma algo “moral”? Del mismo modo, los seres que no pueden elegir nada, sino hacer lo recto, no son “morales” tampoco. Solo los seres libres pueden ser morales.
A Adán y a Eva, Dios les dio una prueba sencilla, para ver si -en su libertad- lo obedecerían. En un sentido, era un tiempo de prueba para estas criaturas libres. La libertad significa precisamente eso, libertad, y ellos tenías que demostrar que harían lo recto con la libertad que se les había dado.Lee Génesis 2:15 al 17, la prueba que fue dada a Adán (y oportunamente, también a Eva). Piensa en el ambiente en el que se realizó esta prueba. ¿Por qué ese ambiente hacía que su transgresión fuera más extraordinaria?

Lee Génesis 3:1 al 4. Considera cuidadosamente lo que Satanás le dijo a Eva. ¿Qué verdad desafortunada mezcló con todas sus mentiras?

Es interesante notar que el árbol era “del bien y del mal”. Dios, obviamente, no quería quitar de Adán y Eva lo bueno. De hecho, todo el mundo que Dios había creado, incluyéndolos a ellos, era bueno y más aún, “bueno en gran manera” (Gén. 1:31). Dios quería evitarles el conocimiento del mal.
Esto no es difícil de comprender, ¿verdad? Aun en nuestro mundo caído, ¿qué padre no quiere proteger a sus hijos del conocimiento del mal? Cuánto más, entonces, Dios quiso proteger a Adán y a Eva del mal, del conocimiento de aquello que les haría perder sus vestiduras de luz, y conocer la vergüenza, el sufrimiento y la muerte.


El mal no siempre viene con manifestaciones vociferantes, que son muy fáciles de ver, de detectar y, a menudo, de evitar (después de todo, ¿cuántas personas hay que son asesinos seriales o algo similar?) Sin embargo, hay manifestaciones muy sutiles del mal. ¿Cuáles podrían ser estas? ¿Cómo podemos aprender a identificar estas formas del mal, y luego protegernos de ellas?


Miércoles 13 de abril
NUEVAS VESTIDURAS
Como todos sabemos demasiado bien, Adán y Eva fracasaron en la prueba, aun una prueba sencilla como esa. Llamar trágicos a los resultados es, por supuesto, exageradamente modesto en la historia humana. Trágico difícilmente transmite los horribles resultados de la desobediencia de nuestros padres.Lee Génesis 3:6 al 11. ¿Qué fue lo primero que les ocurrió a Adán y a Eva después de que cayeron (que era exactamente lo que Satanás, en el versículo 5, había dicho que sucedería), y qué significa eso? ¿Cuáles fueron los resultados de sus transgresiones?

Se abrieron sus ojos, así como Satanás dijo que sucedería, solo que ahora veían el mundo y la realidad en forma diferente de lo que los habían visto antes. En todos estos versículos, el tema de la desnudez reaparece. Es el hilo conductor de la sección. Su caída de la inocencia, su transgresión, y su nueva relación con Dios y del uno para con el otro, todo se expresó en el tema de que sabían que estaban desnudos.
Nota, también, la pregunta que les hizo Dios: “¿Quién te enseñó que estabas desnudo?” (vers. 11). Implicaba que, en su inocencia, nunca se dieron cuenta de su desnudez; que solo les parecía la forma natural de ser, de modo que ni pensaron en ello. Sin embargo, ahora, no solo pensaron en ello, sino también quedaron dominados por la vergüenza que eso les trajo.

¿Cuál es el significado de la respuesta de Adán y de Eva a su desnudez?

Imagínate a Adán y a Eva escondiéndose detrás de unos arbustos, mirándose con la boca abierta e intentando cubrirse, debieron de haber decidido que las hojas de higuera eran las mejores. De este modo, aquí tenemos la primera lección de salvación por las obras, según la cual los seres humanos intentan resolver el problema del pecado con sus propias obras y actos. Tan patéticos como fueron sus intentos son los nuestros hoy en día.

Jueves 14 de abril
PIELES DE ANIMALES

“Y Jehová Dios hizo al hombre y a su mujer túnicas de pieles, y los vistió” (Gén. 3:21).Ya vimos la respuesta de Adán y de Eva a su pecado; hoy veremos la de Dios. En un sentido, aquí está el evangelio prefigurado.
Primero, la cubierta de hojas de higuera de Adán y Eva no era adecuada. Si lo hubiera sido, no habría sido necesario matar animales inocentes para vestir a la pareja caída. Del mismo modo, tanto nuestros esfuerzos para guardar bien la ley de Dios como para ser salvos son inadecuados. Si trabajar para nuestra salvación fuera adecuado, entonces Cristo no hubiera tenido que morir. Así como las hojas de higuera hubieran sido más baratas y menos traumáticas que la muerte de animales inocentes, también nuestras obras habrían sido más baratas que la muerte de Jesús. Nuestras obras, o las hojas de higuera, no son suficientes; por eso animales inocentes tuvieron que morir; por eso Jesús tuvo que morir por nosotros. No podía ser de otra manera. (Gál. 3:21; Rom. 3:21-28).
Segundo, ¿cuál es la diferencia entre las hojas de higuera y pieles de animales? ¿Qué tienen los animales que no tienen las hojas? Por supuesto, la sangre. Eso nos dice cómo aparece el evangelio en Génesis 3:21 (ver Lev. 17:11; Apoc. 12:11; 1 Ped. 1:18, 19; Heb. 9:22).
Tercero, tal vez la parte más notable del texto sea la última, en la que se dice que “los vistió” (Gén. 3:21). El hebreo es claro: Dios puso las pieles de animales sobre Adán y Eva. Fue un acto de Dios lo que cubrió la vergüenza de su desnudez. La consecuencia inmediata de su pecado fue la desnudez; pero Dios mismo resuelve el problema vistiéndolos, con una ropa hecha de animales inocentes que fueron degollados. El texto dice solamente que los cubrió con “pieles”; no nos dice de qué clase. Tal vez no es muy difícil de adivinar, ¿verdad? (Ver Gén. 22:8; Juan 1:36; 3:16).
Así, desde el mismo principio, Dios reveló el plan de la salvación. Nunca deberíamos olvidar que, por horrible que haya sido el pecado de Adán y de Eva, la gracia de Dios para salvarnos de él fue mayor.


Medita en la promesa de la salvación por la fe en Jesús, y en la promesa de que nuestra salvación se encuentra en lo que él hizo por nosotros, y no en lo que alguna vez podamos hacer. ¿Cómo podemos aprender a hacer de la promesa del evangelio, de la justicia de Dios como nuestro manto, el centro y el fundamento de nuestra vida y de nuestro caminar con Dios.


Viernes 15 de abril

PARA ESTUDIAR Y MEDITAR: Lee ” La creación“, ” La tentación y la caída“;” El plan de redención“;, Patriarcas y profetas, pp. 24-57.”La ropa blanca de la inocencia era llevada por nuestros primeros padres cuando fueron colocados por Dios en el santo Edén. […] El hombre no puede idear nada que pueda ocupar el lugar de su perdido manto de inocencia. […] Únicamente el manto que Cristo mismo ha provisto puede hacernos digno de aparecer ante la presencia de Dios. Cristo colocará este manto, esta ropa de su propia justicia, sobre cada alma arrepentida y creyente. […] Este manto, tejido en el telar del cielo, no tiene un solo hilo de invención humana. Cristo, en su humanidad, desarrolló un carácter perfecto, y ofrece impartirnos a nosotros este carácter” (MSV 76).
“El Señor Jesucristo ha preparado una vestidura, el manto de su propia justicia, que él pondrá sobre toda alma arrepentida y creyente que por fe quiera recibirla. […] Entonces, cuando el Señor mire al pecador creyente, él verá, no la vestidura de hojas de higuera sobre él, sino su propio manto de justicia” (ARSH, 15 de noviembre de 1898).

PREGUNTAS PARA DIALOGAR:

  1. Lee Génesis 3:6. ¿Cuáles fueron las avenidas del alma de Eva que el diablo aprovechó al querer hacerla caer? ¿De qué modo las mismas cosas lo ayuda a él hoy?
  2. Medita más en la centralidad del tema de la desnudez en la narración del Edén. ¿Qué otro elemento podemos obtener, de esta idea, que podría ayudarnos a entender lo que estaba pasando allí?
  3. Lee las dos citas en la sección del viernes. ¿De qué modo la maravillosa verdad del evangelio se revela en esas palabras?
  4. Considera Hebreos 5:14. “Pero el alimento sólido es para los que han alcanzado madurez, para los que por el uso tienen los sentidos ejercitados en el discernimiento del bien y del mal”. Medita más en el tema del mal. ¿Qué queremos decir con el término “mal”? ¿Es algo absoluto y que no cambia? ¿O el mal es un término relativo, por el cual algunas culturas consideran malo lo que otras culturan consideran bueno? ¿Cuánto influye la cultura misma sobre nuestro concepto de lo que es malo o lo que no lo es? ¿Cómo podemos mirar más allá de nuestra cultura, y saber con seguridad qué es bueno y qué es malo? ¿Cómo debemos entender Isaías 5:20: “¡Ay de los que a lo malo dicen bueno, y a lo bueno malo; que hacen de la luz tinieblas, y de las tinieblas luz; que ponen lo amargo por dulce, y lo dulce por amargo!”
Anuncios

6 comentarios

  1. Alabado y glorificado sea JAH para siempre amen.

    La historia del jardin del Eden de Adan y Eva es misteriosamente grande.

    Sin embargo Dios tenia un plan anticipado para no dejarnos pisoteado por la serpiente antigua. El echo de matar un animal y cubrir la verguenza de nuestro padres indica su gran infinoto amor para el hombre.
    Mas tarde en un momento bien preciso envio a su hijo primogenito en la cruz por mi, gloria a su nombre para siempre, sacrificio por el cual tengo la certeza del cubrimiento completo de presentar ante la presencia de JAH el dia del juicio final. Jesus te amo, ayudarme a ser fiel a ti.

    Un feliz sabado para todos.

    Me gusta

  2. dios te vendiga y grasias por mandame la leccion de la semana y estoy muy agradesida saludos y que dios siempre este con nosotros

    Me gusta

  3. Bendiciones:
    Por Favor si fuera posible si me pueden enviar las presentaciones en diapositavas las lecciones de la escuela sabatica del 2 trimestre leccion 3 en adelante 2011.

    graias

    Me gusta

  4. I think this is one of the most vital info for me. And i’m glad reading your article. But wanna remark on some general things, The site style is wonderful, the articles is really great : D. Good job, cheers

    Me gusta

  5. QUE MARAVILLOSO PROGRAMA EL QUE HAN HECHO PARA ESTA SEMANA PORQUE PODEMOS VER TODOS LOS CAPITULOS DE GENESIS CON SUS COMENTARIOS, MUCHAS GRACIAS HNOS. DIOS LOS SIGA BENDICIENDO

    Me gusta

  6. Apreciados hermanos:
    Seguiran haciendo los programas de power point?
    Gracias por enviarlos

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: