Estados Unidos: La Unión de Columbia vota ordenaciones neutrales-sin referirse a sexo


30 de julio, 2012 – Silver Spring, Maryland, Estados Unidos…Personal de Adventist Review

Una reunión especial constituyente convocada por la Unión/Asociación de Columbia de los Adventistas del Séptimo Día aprobó una resolución: “Que la Unión/Asociación de Columbia autorice la ordenación al ministerio del evangelio sin reparar en genero”.

Mediante voto secreto, los delegados de las ocho asociaciones del territorio de la Unión Atlántico Medio de Estados Unidos votaron 209 a favor y 51 en contra y nueve abstenciones. La Unión de Columbia afirma tener 135,000 miembros en más de 700 congregaciones.

Según un comunicado emitido por la Unión/Asociación de Columbia tarde el domingo, el Comité Ejecutivo de la unión ya no denegará solicitudes de asociaciones para ordenar a ministras probadas para el ministerio del evangelio, pero sus llamados serán reconocidos plenamente a la par de sus contrapartes de género.

Este no es un momento fácil para la iglesia, pero es el momento para la iglesia”, dijo el Pastor Dave Weigley, presidente de la Unión/Asociación de Columbia, tras la votación. “Somos parte de la iglesia en todo el mundo, y estamos unidos en la misión de la Iglesia Adventista del Séptimo Día”.

El pastor Dan Jackson, Presidente de la División Norteamericana, advirtió, “Lo que estamos haciendo aquí hoy no sólo nos impacta personalmente y como Unión sino que también impacta a nuestra iglesia mundial. Quiero decir que nuestra principal responsabilidad es a Dios”.

En observaciones adicionales, el pastor Ted N. C. Wilson, Presidente de la Asociación General apeló a los delegados a no seguir adelante con el movimiento sino a esperar los resultados de un estudio en proceso en todas las divisiones del mundo, aprobado el pasado mes de octubre por el Comité Ejecutivo de la Iglesia y esperado para 2014.

“Vengo a ustedes hoy porque me preocupan los asuntos de conciencia”, dijo él. “Vengo a ustedes porque me preocupa la unidad de la iglesia en su totalidad.

El pastor Lowell Cooper, vicepresidente general de la iglesia a nivel mundial, desafió la premisa de que las uniones asociaciones estén autorizadas para realizar el tipo de cambio previsto en la actual política confesional. “La idea de que la autoridad y la responsabilidad de un tipo de organización en la familia mundial pueden ser ejercidas de manera autónoma y unilateral es un concepto foráneo a la ética y a las prácticas de la Iglesia [Adventista del Séptimo Día]”, dijo a los delegados.

El pastor Bill Miller, Presidente de la Asociación de Potomac y presidente ad hoc del comité encargado del estudio de este asunto, empezó su presentación del informe del comité al reiterar que era un miembro “leal de la iglesia remanente de Dios”. Luego se volvió a referir a la historia de la iglesia sobre las discusiones y decisiones sobre el asunto de la ordenación de las mujeres al ministerio evangélico.

Poco después del mediodía, Weigley, quien presidió la sesión especial, abrió el debate para la entrada de la constituyente. Los delegados rápidamente formaron tres largas filas en los micrófonos. Muchos expresaron su creencia de que todas las personas que el Espíritu Santo claramente ha llamado al ministerio, deben ser ordenadas sin distinción de género, aunque varios admitieron estar en conflicto.

El pastor Larry Boggess, Presidente de la Conferencia de Mountain View, cuyo comité ejecutivo publicó una declaración oponiéndose a la propuesta, dijo, “A fin de no ser malinterpretado, le amo, también, aunque no estoy de acuerdo con usted. Si decimos que somos el cuerpo de Cristo, eso significaría actuar en unidad. Lo que hacemos hoy no generará miles de nuevos miembros.”

Tras la votación, el pastor Rick Remmers, Presidente de la Asociación de Chesapeake, comentó, “Aprecio enormemente el tono espiritual hoy y sentí el amor y la lealtad de nuestra iglesia”.

“Estoy tan orgulloso de ser parte de un día histórico en la Unión de Columbia,”, dijo Deborah Hill, una miembro de la Asociación Allegheny del Oeste. “Votamos en el lado correcto de la historia y trabajaré arduamente para unificar no sólo nuestra Unión pero para trabajar más estrechamente con la Asociación General”.

“I am so proud to be part of a historic day in the Columbia Union,” said Deborah Hill, a member of the Allegheny West Conference. “We voted on the right side of history and will work very hard to unify not only our union but to work more closely with the General Conference.”

— Con reportaje de visitante de la Unión de Columbia

Traducción: Aleida T. Romero

 

 

 

Anuncios

Una respuesta

  1. Dios espera q su pueblo trabaje unido. Adaptandoce alos lideres y no haciendo cada quien lo q le paresca justo si no creyendo q Dios a unos los iso diaconos,a otras dorcas,y a otros ministros. Creyendo q cada uno su don. Los quiero y q Dios aga su rostro en ustedes replandecer

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: