Corte Suprema de los Estados Unidos escuchará argumento sobre carteles religiosos y discriminación por contenido


¿Puede una ciudad de los Estados Unidos ordenar que un cartel que anuncia un evento religioso sea más pequeño que uno que promueve a un candidato político?

Ese es el tema que examinará la Corte Suprema de Justicia de los Estados Unidos en un argumento oral en el día de la fecha, en un caso que se ocupa de las restricciones a los mensajes sobre la base de su contenido en una ordenanza municipal. Los críticos dicen que la ordenanza está en conflicto con las protecciones a la libertad de expresión establecidas por la Constitución de los Estados Unidos.

En septiembre, la Iglesia Adventista presentó un “amicus curiae” para apoyar al demandante del caso “Reed v. Ciudad de Gilbert”. Los asesores legales de la iglesia dijeron que las municipalidades locales podrían restringir injustamente la expresión religiosa en carteles o en las ventas de libros casa por casa si la Corte Suprema no anula el fallo de un tribunal sobre la cuestión.

El caso deriva de un incidente en el cual Clyde Reed, pastor de la iglesia Good News Community de Gilbert (Arizona, Estados Unidos), colocó carteles temporarios anunciando cultos de adoración en una escuela primaria, donde la congregación alquilaba parte de la propiedad.

Reed recibió una notificación de parte de los funcionarios de la ciudad que decían que los carteles violaban una ordenanza local que expresaba que los carteles temporarios no podían tener más de seis pies cuadrados y estar más de catorce horas. Otros tipos de carteles, lo que incluye a carteles políticos e ideológicos, pueden tener hasta 32 pies cuadrados y permanecer por meses.

En 2007, Reed presentó una demanda aduciendo que la ordenanza era inconstitucional, pero la ordenanza fue confirmada por la Corte de Apelaciones de la IX Circunscripción de San Francisco (California).

Todd McFarland, asesor general asociado de la Iglesia Adventista, dijo que las expresiones en cuestiones religiosas tienen el derecho de gozar de la misma protección constitucional que cualquier otro tipo de expresión según lo establece la Constitución de los Estados Unidos.

“Si un gobierno local quiere implementar restricciones a la expresión en tiempo, lugar y forma, estas pueden ser aceptables, pero necesitan tratar de la misma manera a todos los tipos de expresión”, expresó.

“Nos preocupó la interpretación del IX Circuito sobre lo que es y lo que no es una restricción basada en el contenido”, añadió McFarland. “Podría limitar la expresión religiosa para favorecer en cambio otros tipos de expresión, tales como las expresiones políticas y los anuncios de servicio público”.

Los líderes dicen que el precedente legal, si no es cuestionado en la corte, podría alentar a otras ciudades para que limiten la expresión religiosa. En algunas ciudades, algunos grupos religiosos como los adventistas necesitan obtener un permiso para vender libros casa por casa, mientras que otros grupos, como por ejemplo los Boy Scouts of America, no necesitan hacerlo cuando solicitan donaciones.

La Iglesia Adventista es una de las numerosas organizaciones que presentó un amicus curiae, donde deastacó que las restricciones a la expresión religiosa representa una violación de la Primera Enmienda y la cláusula de Protección Igualitaria de la 14° Enmienda de la Constitución de los Estados Unidos.

Se espera que se alcance una decisión para fines de junio.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: