Introduccion a la leccion de escuela sabatica 2010


Una mujer conducía su automóvil, y agentes de la patrulla hicieron que se detuviera. Cuando los oficiales descendieron de su vehículo, llevaban desenfundadas sus armas.

La mujer quedó conmocionada. ¿Qué había hecho ella? –Usted estaba serpenteando entre el tránsito, haciendo gestos obscenos a los otros conductores y maldiciéndolos –le informó uno de los policías. –¿Por eso desenfundaron sus armas? –replicó ella. –Bueno –dijo el oficial–, vimos la inscripción en su parachoques posterior, que dice que usted es cristiana, y supusimos que el auto había sido robado.

Este incidente saca a la luz un punto importante: se espera que los cristianos, por causa de su profesión de fe misma, tengan una norma moral elevada. Al fin y al cabo, consideren a aquel a quien profesan tener como modelo, Jesucristo. Entonces, ¿cómo deberían vivir los cristianos? ¿Cómo deberíamos actuar en público y en nuestra casa?

La clave se encuentra en Gálatas 5:22 y 23, el tema de este trimestre. “Mas el fruto del Espíritu es amor, gozo, paz, paciencia, benignidad, bondad, fe, mansedumbre, templanza; contra tales cosas no hay ley”. Consideraremos este “fruto del Espíritu”; es decir, qué les sucede a aquellos que han entregado sus vidas a Dios y permiten que el Espíritu Santo trabaje en ellos. “Lo que es nacido de la carne, carne es; y lo que es nacido del Espíritu, espíritu es” (Juan 3:6). El fruto del Espíritu es lo que crece en nosotros cuando nacemos del Espíritu; es lo que sucede cuando “nacemos de nuevo”. Nota que Pablo dice que “el fruto del Espíritu es…”Él está hablando en singular. Pablo no está hablando de rasgos separados que actúan en forma independiente unos de otros, sino de una realidad única.

El fruto del Espíritu es lo que el Espíritu Santo crea dentro de nosotros; define la clase de persona que hemos de llegar a ser en Jesús. El fruto del Espíritu es como una joya preciosa con muchas facetas. Cada faceta es una característica de Jesús y representa una cualidad que él quiere reproducir en nuestras vidas. Este es el corazón del asunto. El propósito de Dios es hacernos semejantes a Jesús, y ha enviado al Espíritu Santo para morar en nosotros a fin de lograr ese cambio.

Al estudiar las lecciones, verás que el fruto del Espíritu no es una teoría, aunque lo hayamos hecho objeto de estudio. No es un estilo de vida aunque una persona que esté cultivando el fruto del Espíritu no vi­virá como lo hacía antes. En cambio, el fruto del Espíritu es un cambio del ser. “Las cosas viejas pasaron; he aquí todas son hechas nuevas” (2 Cor. 5:17). El fruto del Espíritu es lo “nuevo” en la vida de una persona que ha pasado de la muerte a la vida en Cristo (1 Juan 3:14).

El propósito de las lecciones de este trimestre no es concentrar­nos en cómo podemos llegar a ser más pacientes, o más amantes, o más bondadosos, o más fieles, sino cómo podemos permitir que el Espíritu Santo nos haga más semejantes a Jesús, que es la personifica­ción de la paciencia, del amor, de la bondad, y de la fe.

Te animaremos a cultivar las gracias del fruto del Espíritu en todo tiempo, pero especialmente en casa. Veremos que la clave es entre­garse, es una disposición a morir al yo, y a vivir para Dios y para los demás. Finalmente, veremos que todo lo que hagamos, debe ser hecho bajo la convicción de que somos pecadores que necesitamos que nos cubra la gracia de Cristo, quien nos ama, ya sea que la cose­cha sea abundante o escasa. Nunca debemos olvidar que el fruto del Espíritu es precisamente eso: el “fruto”; el resultado de la salvación, no el medio para obtenerla. El medio siempre es Jesús y lo que él hizo por nosotros, que lo pedimos por fe.

El pastor Richard O’Ffill, autor y orador, ha trabajado para la iglesia en tres continentes, incluyendo siete años en las oficinas centrales de la Asociación General. Reside actualmente en Orlando, Florida, EE.UU.

Anuncios

6 comentarios

  1. dios les bendiga a tods los que se preocupan ñps los hermanos, las lecciones seran de gran bendicion ara cada uno de los que lo estudien

    Me gusta

  2. Hola a todos mis hermanos de diferentes lugares del paìs, bueno doy gracias a Dios por darnos las facilidades de poder estudiar las lecciones y espero que Dios les estè bendiciendo espiritualmente me gustan mucho los comentarios de las lecciones y doy gracias a Dios por ello. Que Dios les bendiga mucho, es mi deseo.

    Me gusta

  3. hola Dios los bendiga, quiero para este 2010, programarme para leer la biblia durante el año yo se que hay guias para estos estudios, si pudieran ayudarme con esto se los voy agradecer para poder iniciar el l de enero,

    Me gusta

  4. Saludos queridos hermanos, que bendicion poder tener este enlace con la escuela SABATICA, no se me gustaria que seguir recibiendo la leccion en power point, sea mi deseo una bendicion para que DIOS les siga dando infinita sabiduria en esta loable labor de predicar a traves del internet feliz año.

    Me gusta

  5. hermanos estoy muy, agradecida por estas lecciones, que Dios les bendiga grandemente por estas lecciones, y sigan en este ministerio que a mi me han alcanzado hasta lo mas profundo de mi ser, gracias porque estas lecciones me han acercado a nuestro unico Dios verdadero,ya que estube mucho tiempo lejos de el.gracias.carinosamente.perla.

    Me gusta

  6. esta precioso el comentario, gracias por esforzarce y atender la demanda de quienes amamos a NSJ y queremos actualizarnos y a la iglesia, gracias, muchas gracias, DLB.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: